❤ SEGUIDORES DE GOOGLE ❤

❤ SEGUIDORES ❤

miércoles, 23 de octubre de 2013

TARTA MOUSSE DE LIMÓN

Ingredientes para el molde de aro pequeño:



- 200 gr. de Galletas María.
- 100 gr. de manteca.
- 500 ml. de nata para montar.
- 250 ml. de agua muy caliente.
- 1 sobre de gelatina de limón Royal. (Si son marcas blancas no cuaja).
- 2 limones grandes exprimidos y colados.
- 300 gr. de queso de untar.
- 100 gr. de azúcar glass especial repostería.
- Ralladura de 1 limón.

Preparación:

1/ En el bol de la picadora pasamos por tandas las galletas desmenuzándolas con las manos y triturándolas. Pasamos las galletas ya trituradas a un bol, añadimos la manteca y lo mezclamos con una cuchara hasta obtener una pasta homogénea y dura.







En una bandeja de cristal forrada con papel vegetal de cocina ponemos el molde de aro y lo vamos untando con manteca por los alrededores para que no se nos pegue la mezcla al pasarla.



Pasamos el preparado de galleta presionándolo bien con ayuda de una cuchara hasta que cubramos la base entera. La guardamos en la nevera mientras preparamos el resto de los ingredientes.



2/ A continuación, en un bol grande echamos la nata y la batimos con las varillas hasta montar la nata.




3/ En un cazo ponemos los 250 ml de agua muy caliente y el sobre de gelatina para que se vaya disolviendo sin que hierva revolviéndolo con una cuchara.




Una vez disuelto añadimos 150 gr. al bol de la nata y reservamos el resto para la gelatina.



4/ Agregamos al bol de la nata el zumo de los dos limones, la ralladura del limón, el queso de untar, el azúcar glass y lo mezclamos todo con una cuchara hasta que la mezcla nos quede suelta.




5/ Volcamos la mezcla con cuidado sobre la base de galleta que tenemos en el molde de aro y lo dejamos unas horas en el congelador hasta que coja consistencia.




6/ Cuando tenga ya consistencia pasamos el cuchillo por alrededor de la tarta y con las dos manos vamos subiendo el molde de aro hacia arriba dejándolo por la mitad para que nos quepa la capa superior.


En un cazo templamos la gelatina que nos quedó a fuego medio y lo revolvemos con una cuchara hasta que nos quede suelta.




7/ Volcamos la gelatina ya líquida por encima de la tarta, la guardamos en la nevera para que coja de nuevo consistencia y por último la desmoldamos pasándole un cuchillo por los alrededores y la servimos bien fría.







3 comentarios:

  1. Una tarta deliciosa y con una vista muy bonita. Muy rica. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar